in

Maneras de prevenir una junta de culata fundida

Uno de los problemas automovilísticos más comunes que afectan a los conductores es una junta de culata rota. Esas tres palabras pueden encender una increíble sensación de frustración, impotencia y ansiedad. Sin mencionar que le costará miles y miles de dólares en caso de que ocurra. Claro, la junta no es exactamente cara, pero es el trabajo de desmantelar todo lo que puede arruinar el banco. Incluso si está acostumbrado a las reparaciones de automóviles, todavía hay mucha grasa y horas desperdiciadas con las que lidiar.

Pero, ¿qué es exactamente una junta de culata rota? Bueno, lo primero es lo primero. Identifiquemos qué es lo que estás mirando.

La junta de la culata se encuentra entre la culata y el bloque del motor. Está diseñado para contener la presión y mantener separados los tres líquidos del motor. También está destinado a mantener la cabeza y el bloque separados para que puedan repararse o reemplazarse individualmente.

Las juntas de culata están hechas para soportar una cantidad intensa de presión y temperatura. Sin embargo, las fluctuaciones, como una junta de culata fundida, ocurren cuando ya no puede soportar tal intensidad.

Hay muchas formas de hacer que se reviente una junta. El truco consiste en saber cómo evitarlos. Hay dos formas principales de prevenir una junta de culata rota. Primero es identificar las causas y segundo, instalar correctamente la junta de culata.

Echemos un vistazo a algunas de las causas de una junta de culata fundida para que pueda evitarlas lo antes posible.

Ahórrese el costo de la mano de obra y el tedioso bricolaje que conlleva la reparación de una junta de culata rota. Estas son las principales causas que debe tener en cuenta.

TOP 1
Elring 150.172 Junta, culata
Diámetro [mm]: 80,5; Espesor de montaje: 1,65; Número de orificios: 3; saliente de pistón desde [mm]: 1,11
26,39 EUR
TOP 2
Corteco 414114P Junta, culata
Espesor [mm]: 1,35; Material: Metal; Número de entalladuras y agujeros: 1
36,82 EUR

1. Sobrecalentamiento

Esta es posiblemente la causa más común de que se reviente la junta de la culata. Esto sucede cuando la armadura que rodea sus cilindros se aplasta. Luego, causa una pérdida de compresión en su motor, así como una fuga en el refrigerante. Los próximos segundos consistirán en un humo blanco saliendo de su motor y un fuerte estallido que puede traducirse en una triste despedida.

Recuerde que el sobrecalentamiento puede deberse a varios factores. Podría ser una fuga en su refrigerante, radiador o bomba. Cualquiera que sea, es fundamental que busque la fuente y la repare.

2. Puntos calientes

Los automóviles más antiguos son más propensos a que se rompan las juntas de la culata porque es más probable que sus motores tengan lo que llamamos «puntos calientes». Estas áreas se encuentran en algún lugar entre la culata y los cilindros centrales.

Una solución moderna para los puntos calientes es que los automóviles de hoy vienen con motores reforzados para evitar que la junta se reviente. Si tiene un automóvil viejo, es posible que desee que lo revisen y lo refuercen de inmediato.

3. Problema de preencendido

Esto es como una serpiente que se come a sí misma cuando decide funcionar mal. A menudo se encuentra un problema de preencendido entre los automóviles que solo se utilizan para la conducción en el centro de la ciudad. Lo que sucede es que el combustible se quema en un momento inadecuado, enviando una gran cantidad de presión a la culata y dejando al motor luchando contra sí mismo.

Si esto sigue sucediendo, los depósitos de carbono aumentarán y estamos bastante seguros de que ya tiene una idea de lo que va a suceder a continuación.

4. Junta de culata defectuosa

Será problemático en el futuro si ya está trabajando con una junta de culata defectuosa para empezar. Si no eres un fanático de los autos, vale la pena buscar la historia de la Serie K que, si bien es liviana, solo representa 40,000 millas en la vida útil de un motor.

Aún así, es mejor investigar y pedir consejo a un profesional. No importa cuánto intente prevenirlo, puede ser inevitable si tiene una junta deficiente.

5. Mala instalación

Finalmente, una mala instalación de su junta puede hacer que explote. Si no tiene ningún conocimiento y experiencia en la instalación de uno, ni siquiera piense en realizar un bricolaje.

Hablando de instalación, echemos un vistazo a la segunda forma de evitar la rotura de juntas de culata.

Si un motor roto no es algo que esté esperando pronto, entonces es mejor aprender cómo instalar correctamente una junta de culata.

1. Nunca reutilice tornillos viejos

Por supuesto, no hace falta decir que no utilice tornillos dañados. Sin embargo, reutilizar los pernos es igualmente malo, ya que estos pernos TIY están diseñados para estirarse ligeramente cuando se instalan. Una vez que decida usarlo nuevamente, no tendrá la misma fuerza de sujeción y estabilidad que tenían cuando se instalaron por primera vez. Lo mejor que puede hacer es comprar unos nuevos y que se ajusten bien.

2. Aplique los selladores correctamente

Las fugas son otro signo común de juntas de culata rotas. La buena noticia es que existen varios selladores de juntas para una solución de bricolaje rápida y eficaz, consulte nuestra página de inicio. Sin embargo, no es suficiente tener el mejor sellador disponible. La clave es saber aplicarlos correctamente. Por ejemplo, las juntas revestidas y los selladores químicos no van de la mano. Otra es que la silicona RTV interferirá con los productos químicos que ya se han colocado en la junta de antemano para ayudar a sellar.

3. Esté atento a los defectos simples

A menudo, estamos demasiado absortos con las cosas más importantes que nos olvidamos de mirar los detalles más pequeños. En este caso, estamos hablando de simples defectos superficiales que muchos propietarios de automóviles suelen pasar por alto. Compruebe si hay corrosión, grietas o puntos bajos. Estos problemas, por pequeños que sean, pueden acumularse y contribuir a que su motor se rinda demasiado pronto.

4. Limpiar la superficie de la plataforma completamente

Además de inspeccionar fallas menores, limpiar a fondo la superficie de su escritorio también es esencial para instalar correctamente la junta del cabezal. Si termina dejando restos de su junta anterior, es probable que afecte el funcionamiento de su sellador.

5. Siga las especificaciones de torque

El torque tiene mucho que ver con la prevención de la explosión de juntas. No solo debe usar la llave dinamométrica correcta, sino también seguir el patrón y las especificaciones. Recuerde siempre la regla de los tres pasos al apretar los pernos de la cabeza.

Una junta de culata rota es extenuante y cara de manejar. Por eso, ten en cuenta estos consejos si no quieres acabar gastando mucho o dejar que tu coche se pudra en el garaje.

Carlos García

Escrito por Carlos García

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Los 10 mejores faros LED del mercado

Los 10 mejores extintores para coches